Libres

Volviendo a lo esencial, los sinceros gestos del corazón

Aunque me he quejado en los últimos días sobre cómo el bombardeo de una superflua e hipócrita campaña electoral se ha vuelto invasiva, lanzando negatividad y emociones tóxicas a través de las redes sociales… recordé hoy cómo, también a través de las redes sociales, es que uno se entera de esos sinceros gestos del corazón, que sobreviven a la falsedad de los tiempos mediáticos… esas historias que te tocan el alma…

Recordé primero que hace unas semanas leí en este link que Marcos Bustos, un estilista de Nueva York, que trabaja en un salón de lujo, sale los domingos a las calles y le corta el pelo a personas sin hogar… con el único objetivo de hacerlos sentir mejor con un cambio de look. ¿Algo light? No lo creo, porque considero que hace más ese ser humano por su prójimo, sin esperar nada a cambio, que un político que habla con palabras rimbombantes y “sensi-demagogas” sobre supuestas grandezas a realizar, a cambio –inequívocamente– de poder y privilegios.

Luego, se me encogió de nuevo el corazón al acordarme de familias decididas a amar, teniendo la opción de tomar un camino menos difícil… como lo muestra el video sobre Heather y Patrick Walker, una pareja norteamericana, que durante el embarazo de su tercer hijo se enteró que el bebé nacería con anencefalia y se les propuso abortar. Ellos decidieron no hacerlo y, aun sabiendo que su hijo viviría unas horas, dejaron que naciera, exponiéndose al dolor de tenerlo en brazos por un instante para después darle un entierro digno. ¡Si eso no es valentía, no sé qué podría serlo! De verdad me provoca más esperanza saber que hay personas comunes y corrientes que ejercen semejantes actos de amor, que lo que pregona a los cuatro vientos una falsa mujer política que apoya “la vida” por intereses egoístas, pero que de tocarle enfrentar el embarazo no deseado de su hija adolescente, optaría por el aborto antes de pasar por el “inconveniente social”.

Y por supuesto que me emociono cada vez que –a través de algún post en Facebook– me entero de casos sobre personas movidas por la compasión que ayudan a los más vulnerables de los vulnerables, esos animalitos víctimas de la crueldad, egoísmo y negligencia humana. Me inspira mucho más una persona que con lo poco o mucho que pueda tener, no duda en compartirlo con un animal abusado y desprotegido que nunca tendrá cómo pagarle con algo tangible, fuera de interminables lengüetazos de cariño y agradecimiento. Caso contrario, desmotiva ver que en la Asamblea Legislativa de El Salvador, la mayoría de diputados de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático, quienes no se cansan de repetir que tienen en casa “mascotitas que aman”, no se deciden a darle sentido de urgencia al estudio y aprobación de una ley de protección de animales.

En fin, con esta reflexión no pretendo hacer una generalización sobre lo mal portados que andan los políticos. Sé que aún existen, aunque son poquitos, aquellos políticos sinceros tratando de hacer lo mejor posible en medio de un charco de intereses mezquinos. Pero, en mi pequeño mundo, hoy por hoy, lo que me motiva a sumarme a quehaceres transformadores son esas historias de personas sencillas, capaces de revolucionar sus entornos con poderosos actos de amor desinteresado. No soy ingenua, ni ciega, sé que el mundo va mal… Basta leer lo que pasa en el ámbito internacional para darse cuenta que la guerra, la intolerancia, los extremismos violentos, el hambre, las enfermedades, la corrupción, las injusticias, la ambición desmedida, la crueldad han ido ganando terreno, demasiado terreno…  y no se necesita ser adivina para prever el desenlace. Sin embargo, mientras siga encontrando por aquí y por allá, un tuit, un post… un relato con una historia de amor sincero de un ser viviente por otro ser viviente… mi corazón seguirá viendo bien, aquello invisible a los ojos, pero esencial… para sobrevivir a lo que venga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s